Ranking MBA 2010Las mejores escuelas de negocios de latinoamérica

Ránking MBA 2010

Fuerte incremento en la calidad docente y en la investigación académica son algunas de las conclusiones que muestra esta nueva edición del ránking de Las mejores escuelas de negocios de América Latina.

¿El efecto de la crisis en las escuelas de negocios? Las respuestas son variadas. Las escuelas reconocen que en 2009 y principios de 2010 tuvieron una clara disminución en el número de alumnos de los programas ejecutivos, aquellos en que priman los estudiantes financiados con apoyos de sus empresas. Y es que al momento de bajar costos, las compañías también apuntaron al ítem capacitación de sus profesionales y eso se notó en las matrículas de los programas de MBA que pueden costar desde US$ 10.000 hasta más de U$ 40.000. Por otro lado, muchos profesionales que salieron de sus empresas con buenos finiquitos optaron por pasar la crisis capacitándose. Por ello, se incrementó el interés por los programas full time, por aquellos que incluyen estadías en universidades de otros países y otras modalidades. Así la crisis tuvo un doble impacto en la formación de ejecutivos que a juicio de las escuelas terminó contrarrestándose. No obstante, con la recuperación de muchas de las economías de la región, las escuelas de MBA latinoamericanas apuestan a seguir creciendo. Es en este contexto donde AméricaEconomía Intelligence presenta la edición 14° de su ránking Las mejores escuelas de negocios de América Latina, un estudio exclusivo que se dedica a analizar la oferta académica que se ofrece a los ejecutivos para obtener su grado de maestría en negocios.

El ránking de este año presenta mejoras metodológicas, algunas de las cuales surgieron del diálogo permanente que se realiza con las escuelas, lo que permite enriquecer las dimensiones de evaluación que componen este estudio. En la edición 2010 de este ránking el mexicano Instituto Tecnológico Autónomo de México, el ITAM, regresa al primer lugar. Le sigue el INCAE de Centroamérica (con sede principal en Costa Rica), y luego la escuela de negocios chilena de la Universidad Adolfo Ibáñez. Las tres escuelas, en un virtual empate, son las que presentan este año la mejor combinación de recursos en su cuerpo académico, en la producción y difusión de conocimientos, en el establecimiento de conexiones académicas globales y en la formación de redes de su alumni, el conjunto de estudiantes y egresados que se potencian al interactuar en el mundo real de negocios. Éstas son las grandes cuatro dimensiones de evaluación que conforman este ránking y que se han convertido en los principales frentes de competencia entre las escuelas de la región.

Se buscan PhD

La fortaleza académica de las escuelas se mide analizando el faculty o claustro de profesores que está involucrado en los programas de MBA. Se trata de la dimensión que más pondera en este ránking en la cual se obtienen puntajes al medir la calidad, y, en menor medida, la cantidad, de los profesores que lo componen. Esto se hace contando sus grados académicos (si son PhD o MSc), el tipo de universidades en que los obtuvieron, la proporción de profesores full time versus profesores part time, y de manera subsidiaria la experiencia que el profesor tiene en el mundo de los negocios, ya sea como directivo o consultor.

Los grados académicos y las universidades de donde provienen los profesores son cruciales para entender la calidad de un programa MBA.

El mayor foco de competitividad está dado por la cantidad de académicos con grados de PhD que las escuelas logran contratar. En 2008, las escuelas participantes tenían un total de 1.413 profesores full time, de los cuales un 68% tenía un doctorado. En 2010 la cifra aumentó a 1.460, de los cuales un 72,5% tiene este grado académico. Es decir, hoy hay 1.058 profesores con grado doctoral o PhD en áreas de negocios haciendo clases en MBA en la región. Eso es 10,2% más que hace dos años. Pero no todos los PhD son iguales. El mundo académico reconoce que hay méritos distintos en hacer un PhD en una de las mejores universidades de Estados Unidos, Europa o Asia, a hacerlo en una universidad local o en la misma universidad en que se imparten clases. De los 1.058 profesores PhD de tiempo completo en las escuelas de negocios de la región, sólo el 17% obtuvo su título en una de las 15 mejores escuelas del mundo, de acuerdo al listado que elabora la universidad china Shanghai Jiao Tong. Son sólo 178 los que se graduaron de ese selecto grupo de instituciones académicas. La mayor parte de ellos, 58 en total, está trabajando en algunas de las escuelas de negocios con sede en Chile. Argentina se lleva a 34 de esos académicos, mientras que México y Perú se llevan una veintena.

La segunda dimensión analizada es la Producción y Difusión de Conocimiento, es decir, el compromiso que las escuelas tienen con hacer investigación de alta calidad y reconocida a nivel internacional. Y es que hacer investigación de primer nivel es la mejor manera de garantizar que los contenidos que las escuelas enseñan a sus estudiantes estén actualizados y que cuenten con buenos intérpretes. Para medir estas variables nos basamos principalmente en las investigaciones del ISI Web of Knowledge del Institute for Scientific Information, una red global de publicaciones académicas que tienen en común el exigir altos niveles de calidad a los papers antes de pasar a ser publicados. Para entender el esfuerzo que han hecho las escuelas en esta área basta ver las cifras: en 2008 las escuelas participantes habían producido 535 papers ISI y tenían 71 por publicar (papers forthcoming). En 2010 hay 919 y 172 en camino de serlo. El salto de 71% en la cantidad de papers publicados no es un tema menor, pues cada uno requiere inversión y tiempo para su desarrollo. De hecho, cada hora que pasa un profesor investigando es una hora menos que está disponible para hacer clases. La escuela de negocios de la Universidad de Chile y de la brasileña FGV-EAESP ocupan los dos primeros lugares en este punto. Esta dimensión también incluye las investigaciones aplicadas, las consultorías realizadas, y en un grado menor, libros, artículos y casos de estudios publicados.

Sigue >