A Toda Maquina

No sólo Brasil es protagonista. Este año el crecimiento se repartió de manera más equitativa entre los demás países de la región.

Saque la cuenta: 500 empresas sobre los US$ 1.000 millones. Así es. Esta edición de nuestro ránking de Las 500 Mayores Empresas de América Latina incluye sólo empresas cuyas ventas superan la frontera de los 1.000 millones de dólares. Se trata de un nuevo hito de este listado preparado por AméricaEconomía Intelligence y que busca describir el movimiento de la economía latinoamericana a través de las tendencias que siguen sus mayores corporaciones.

El fortalecimiento de las monedas frente al dólar en 2010, los buenos precios en los commodities gracias a la demanda hasta ahora insaciable de China y la robustez de muchos mercados domésticos en América Latina han empujado las ventas de las grandes empresas de la región transversalmente.

En promedio, las 500 empresas que forman parte de las 500 Mayores Empresas de este año incrementaron sus ingresos en 24,4% durante 2010.

Fue un año altamente positivo para la región el año pasado. Mientras que el PIB regional se encumbró por sobre el 6%, la región fue también la que más creció como destino de la inversión extranjera directa en el mundo –un 40% –, la cual superó los US$ 112.000 millones. La región tuvo además un récord como origen de IED, la cual llegó a US$ 43.000 millones en el año, una fuerte señal de la actividad inversora de las empresas de la región fuera de sus fronteras. El comercio con China superó los US$ 183.000 millones en 2010, configurando un alza de más de 50% frente al año anterior, dinamismo que ayudó a compensar el estancamiento de Europa y EE.UU.

A diferencia de la versión anterior de este ránking (que fue dominado íntegramente por la expansión de las empresas brasileñas), este año el crecimiento se repartió de manera más balanceada. Mientras que las empresas brasileñas presentes en este listado de 500 crecieron en promedio 27,1%, las chilenas lo hicieron en 30,6%, las colombianas en 24,5% y las peruanas en 24,1%. Incluso las mexicanas, que habían tenido un 2009 para olvidar (sólo crecieron en 5,3% ese año), este año su expansión promedio fue de 20,4%.

Sorpresivo es el rendimiento de las empresas argentinas: pese a que la economía de ese país tuvo una alta tasa de expansión en 2010, sus empresas sólo incrementaron en 18,1% sus ventas, lo cual se trata de una tasa relativamente baja en el contexto de sus vecinos en la región.

En 2010, el crecimiento en ventas fue balanceado entre empresas de todos los países de la región.

En términos de la cantidad de empresas que cada país incluye en el ránking, el país que más creció fue Chile: las 65 empresas chilenas que este año forman parte de las 500 mayores son 10 más que el año pasado. Brasil perdió tres: de 226 en la versión anterior pasó a 223 este año. Es la primera vez desde 1999 que el número de empresas brasileñas no crece de un año a otro entre las 500. México, por su parte, perdió dos, para llegar a 117. También cayeron Colombia (-4), Argentina (-1) y Venezuela (-3). Perú, que pasó de 19 a 22 empresas, fue el único otro país además de Chile que también incrementó su presencia este año.

Al analizar las empresas por sector industrial al que pertenecen, hay ganadores claros. El sector automo-triz/autopartes, por ejemplo. Las empresas de este sector pasaron de 31 en el listado pasado a 40 en este año, un salto mayor al de todos los otros sectores. Las ventas sumadas de este sector crecieron en 38,1%, sólo superado por el sector minero que incrementó sus ventas en 47,2% (con cuatro empresas más que en 2010) y el de la construcción que se expandió en 40,6% (tres más).

Por otro lado, los que más perdieron participación en términos de empresas son los de química y farmacia (con seis empresas menos), además del de petroquímica y el de energía eléctrica (ambos con cuatro menos).

Sobre la Cota mil

El ránking de este año muestra además un retroceso de las empresas estatales, pese al surgimiento de discursos estatistas en varios países. Este año, sólo 34 empresas estatales dieron con las ventas para sumarse al ránking. El año pasado fueron 37 y el anterior, 40. También cayeron las privadas de propiedad extranjera. Mientras que en 2009 eran 168, este año sólo suman 162 en el total de 500. Los ganadores obviamente son las empresas privadas de control latinoamericano: pasaron de 292 en 2009 a 304 este año.

El triunvirato petrolero

El ránking de este año vuelve a ser liderado por Petrobras (Nº 1), la semiestatal petrolera brasileña, seguida de sus primas estatales, la mexicana Pemex (Nº 2) y la venezolana Pdvsa (Nº 3). No obstante el reinado de este triunvirato en el podio de este ránking que se ha extendido desde la primera edición de este estudio en 1990, está siendo amenazado por dos compañías privadas: la minera Vale (Nº 4) y la telefónica mexicana América Móvil (Nº 5). Ambas con ventas en torno a los US$ 50.000 millones, vienen creciendo a tasas en los últimos años que las acercan peligrosamente a las gigantes de los hidrocarburos.

Pendiente Positiva

Sin embargo, si de crecimiento se trata, los nombres que destacaron en 2010 son otros. La brasileña PDG Realty (Nº 172) es la empresa de las 500 que mostró la mayor tasa de expansión, con un incremento de 175% en sus ventas. Como ocurre generalmente en estos casos, la expansión se debió a la adquisición de su rival en la industria inmobiliaria Agre Empreendimentos Imobiliarios por US$ 1.955 millones a mediados de 2010.

Le sigue la autopartista mexicana Metalsa (Nº 451), que ha emprendido una campaña de inversiones internacionales en los últimos años, incluyendo una planta en India y Venezuela. La compañía regiomontana creció en 174%, lo que llevó sus ventas de US$ 436,7 millones a US$ 1.196,5 millones. Le sigue muy de cerca Ipiranga Produtos de Petróleo (Nº 11), la distribuidora de combustibles brasileña que opera con la marca am/pm, entre otras. La compañía consolidó durante 2010 la adquisición realizada en 2008 de la red de distribuidoras de Texaco en Brasil, una reingeniería societaria que le permitió pasar de una contabilización de ventas de US$ 8.013 millones en 2009 a US$ 21.795,5 millones en 2010.

La petrolera colombiana Pacific Rubiales (Nº 343), la minera brasileña Samarco Mineraçao (Nª 144), la chilena Minera del Pacífico (Nº 422) y la colombiana Empresas Públicas de Medellín (Nº119) son otros nombres de empresas que más que duplicaron sus ventas durante 2010.

En 2010, las 500 avanzaron en todos los indicadores, menos en los de rentabilidad: los promedios generales apenas se movieron.

Por el lado contrario, el listado de las que más se contrajeron está liderado por una mexicana y dos venezolanas. La primera es la filial mexicana de la firma de electrónicos estadounidense Sanmina-SCI Systems (Nº 371), cuyas ventas cayeron en 54% al pasar de US$ 3.299,7 millones a US$ 1.493 millones. Le sigue la filial venezolana de la española Movistar (Nº 176) que cayó en 43% al pasar a vender sólo US$ 3.072,1 millones en 2010. Muy cerca está CANTV(Nº 167), la otrora exitosa empresa de telecomunicaciones venezolana y que fue renacionalizada en 2007 por el gobierno de Hugo Chávez. Los ingresos de la compañía cayeron en 41% al pasar de US$ 5.492 millones en 2009 a US$ 3.217,5 millones en 2010. Le sigue en este listado la firma de comercio detallista brasileña Casas Bahia (Nº 137), que cayó de US$ 5.896,4 millones a US$ 3.884,8 millones, un retroceso de 34,1%.

Bunge Fertilizantes de Brasil (Nº 282), Gas Natural Fenosa de México (Nº 453), la filial mexicana de Chrysler (Nº 83) y la eléctrica brasileña Equatorial (Nº 491) están entre las restantes compañías que tuvieron contracciones en sus ventas por sobre el 25% durante el año pasado.

Las 500 por pais

Estrellas de la última línea

Las que más generaron utilidades son viejos conocidos en estas lides. El primer lugar es de Petrobras US$ 21.119,5 millones en la última línea. Le sigue de muy cerca la minera brasileña Vale con US$ 18.047 millones. Algunos escalones más abajo está la minera chilena Codelco (Nº 20), con US$ 9.088,7 millones, y América Móvil, con US$ 7.378,6 millones. La cervecera AmBev (Nº 22), de Brasil, y la minera chilena Escondida (Nº 51)siguen en el ránking de generadores de utilidades.

Por el otro lado, Pemex sigue siendo la empresa que muestra mayores pérdidas contables: US$ 3.843 millones en pérdidas en 2010. La cifra, no obstante, sólo representa a la mitad de las pérdidas obtenidas en 2009. Le sigue sorpresivamente su compatriota cementera Cemex (Nº 24) . El orgullo del corporativismo global de México tuvo cifras negativas de US$ 1.337,4 millones en 2010, frente a utilidades de US$ 107,9 millones en 2009.

La empresa que generó la mayor cantidad de utilidades como porcentaje de sus ventas (margen neto) fue la chilena Minera del Pacífico, con un 71%. También fue una minera chilena la que generó mayor nivel de utilidades como porcentaje de los activos (ROA, por sus siglas en inglés). Se trata de Anglo American Norte (Nº 269), con 87,9%. La empresa que logra la mayor utilidad por empleado es otra minera chilena: Escondida, la cual consigue US$ 985.948,9 en utilidad por cada trabajador en su planilla. La única que rompe el monopolio de las mineras chilenas en términos de rentabilidad es la filial colombiana de Chevron Petroleum (Nº 352), que supera a todas en la utilidad sobre patrimonio (ROE) con 91,7% para 2010.

Destacaron en un año en que el promedio general no brilló por un gran avance en sus tasas de rentabilidad. Mientras que en 2009 el ROE promedio de las 500 mayores empresas alcanzó el 18%, en 2010 éste fue sólo de 17,2%. Mientras que en 2009 el ROA promedio fue de 7,0%, en 2010 la tasa llegó a 7,9%. El margen neto tuvo un avance de 10% a 10,5% en el mismo período. Es consistente con empresas que avanzan a alta velocidad que privilegien el incremento de tamaño y de participación de mercados antes que la mejora de rentabilidad a sus accionistas. Mientras ese ritmo no dañe la capacidad de generar flujos futuros, las cuentas seguirán siendo alegres.

Las 500 por Sector