Metodología

ESCUELAS GLOBALES

Este año se invitaron a participar a aquellas escuelas de negocios que ocuparan hasta el 25° lugar en alguno de los más conocidos ránkings internacionales de MBA. Además, se aceptó la solicitud de admisión a algunas escuelas que, sin estar en estos listados, obtuvieran el puntaje mínimo requerido para participar.

El ránking está compuesto por cinco dimensiones que combinan criterios de calidad y pertinencia a la realidad latinoamericana, las que establecen un modelo de desempeño de observación anual. Estas dimensiones son las siguientes:

Fortaleza académica (25%)

    • Porcentaje del staff full time con Ph.D. (80%)
    • Número de publicaciones ISI publicadas o aprobadas el último año académico (20%)

Selectividad (25%)

    • Promedio de puntaje GMAT de la última generación de alumnos ingresados (80%)
    • Tasa de inscritos por número de postulantes (20%)

Poder de red para latinoamericanos (20%)

    • Número de asociaciones de alumni en América Latina (45%)
    • Matriz de egresados latinoamericanos notables (20% y ver detalle más abajo)
    • Número de profesores latinoamericanos en el staff, incluyendo visiting status (15%)
    • Porcentaje de alumnos latinoamericanos en relación al total de estudiantes extranjeros (20%)

Relación costo-beneficio (20%)

    • Costo total del programa (20%)
    • Beneficios (80%)

– Rentabilidad del programa (0.70)
– Herramientas extracurriculares (0.30)

Prestigio (10%)

    • Puntaje obtenido en la encuesta de lectores de AméricaEconomía (25%)
    • Promedio del puntaje obtenido en tres ránkings internacionales: Financial Times, CNN Expansión y The Economist (75%)

Los resultados de cada variable y dimensión se normalizan en torno a una base 100.

En relación a otros años, en 2014 se redujo el número de indicadores. Además, se intentó simplificar la construcción  de los indicadores para asegurar una respuesta homogénea de parte de las escuelas participantes, y asegurar así que ofrecieran datos consistentes. De hecho, la entrega de datos en suficiencia de calidad y forma ha pasado a ser un requisito metodológico para participar en el ránking. Al basarse en información entregada por las mismas escuelas de negocios, la medición depende también de la capacidad que éstas tengan para generar y monitorear dicha información.

Una vez que la información fue entregada a AméricaEcononomía Intelligence, el equipo de investigación revisó la consistencia de las cifras entregadas, analizándolas a partir de  comparaciones con datos de años anteriores del mismo ránking y otras fuentes secundarias y de terceros. En algunos casos, se volvió a consignar preguntas a las propias escuelas de negocios, para aclarar toda duda razonable.

En relación a los datos  que no fueron recabados, se llevaron a cabo las siguientes estrategias: en el indicador “papers ISI” hubo un total de siete escuelas que no brindaron información, por lo que sus resultados se estimaron a partir de fuentes públicas de terceros. En “puntaje GMAT”, sólo una escuela considerada en el ranking final no dio información, y los resultados se obtuvieron de fuentes públicas de terceros. En el indicador de “tasa de aceptados”, cinco escuelas no aportaron la información, por lo que los resultados se estimaron a partir de su puntaje GMAT. En “poder de red para latinoamericanos”, el único indicador donde no se obtuvo 100% de respuestas fue en la matriz de egresados notables, donde siete escuelas no reportaron información . En esos casos se asignó puntaje 0. En la dimensión “costo-beneficio”, un total de nueve escuelas no aportaron el indicador de salario antes del programa o bien el de después del programa. En esos casos se recurrió a información del ránking Financial Times. Además, tres escuelas aportaron información de salarios inmediatamente después de egresados (en vez de después de 3 años de egresados), pero se precedió a contabilizarlos,  ya que no fueron encontradas diferencias demasiado significativa con los otros casos y con la información de terceros disponible.

La mayoría de las preguntas reportadas por las escuelas fueron procesadas directamente, mientras que el siguiente  caso corresponde a un procesamiento más complejo por parte de AméricaEconomía:

 

Matriz de egresados latinoamericanos notables

A cada escuela se le solicitó reportar los currículos de aquellos 10 egresados durante los últimos 5 años, que consideraran con mejores trayectorias en el mundo de los negocios, la política y en espacios académicos. Sus trayectorias fueron medidas en su conjunto a través del siguiente esquema de puntaje:

    • Cero puntos: No se ofrece la lista de egresados.
    • 1 punto: Cuando los egresados corresponden a consultores y académicos.
    • 2 puntos: Cuando tres o más egresados son gerentes de segunda línea de empresas multinacionales o multilatinas, socios, dueños o  gerentes generales de empresas pequeñas y medianas, o bien jefes de carreras o de departamentos académicos.
    • 3 puntos: Cuando tres o más egresados ocupan cargos C-level (directores de empresa, socios, gerentes generales, CFO, y otros chiefs relevantes) de sedes nacionales de multilatinas o multinacionales, grandes empresas nacionales, o bien decanos.
    • 4 puntos: Cuando tres o más egresados ocupan cargos C-level en headquarters de multilatinas o sedes regionales de multinacionales, o bien funcionarios públicos de segundo rango, actuales o pasados, de instituciones públicas u organismos multilaterales, tales como subsecretarios o viceministros, jefes de servicio, embajadores o alcaldes), o bien rectores.
    • 5 puntos: Cuando tres o más egresados ocupan cargos C-Levels en headquarters de  multinacionales, o funcionarios de primer nivel, actuales o pasados, de instituciones públicas u organismos multilaterales, tales como ministros, parlamentarios, presidentes de estado o gobierno, o directores generales de instituciones multilaterales, como BID, CEPAL o PNUD.

En aquellos casos en que las escuelas reportaron información para un periodo anterior al solicitado, ésta fue considerada, pero al puntaje obtenido se le restó un punto.