Metodología

ESCUELAS LATINAS

Al igual que en años anteriores, este conteo busca medir la calidad de la oferta académica de las escuelas de negocios de la región, focalizándose en sus programas de MBA. Para dicha empresa AméricaEconomía Intelligence ha consolidado un indicador final compuesto por cuatro dimensiones: fortaleza académica, producción de conocimiento, internacionalización y potencia de red.

Fortaleza Académica (40%)

Esta dimensión busca dar cuenta de la fortaleza de cada claustro. Ello implicó evaluar la calidad del faculty a partir de la formación académica de los profesores full time. Se elaboró una matriz que otorgó puntaje a la mayor proporción de académicos con Ph.D (60%), a la mayor cantidad total de ellos (10%) y a la proporción de aquellos que cursaron sus doctorados en universidades Top (30%), distinguiendo los segmentos Top 15 (55,5%) y Top 110 (44,5%), conforme un listado de elaboración propia a partir de distintos ránkings internacionales de universidades globales según criterios de calidad y prestigio. Este último indicador fue ajustado otorgando menor puntaje a los académicos con más de 33,3% de Ph.D en Economía, estableciendo una merma proporcional por cada punto porcentual que excediera dicha cota. Esto evita que los programas de Economía subsidien a los de Administración en aquellas escuelas que consolidan ambas áreas en una sola facultad.

Producción de Conocimiento (10%)

Este año se contempló únicamente la cantidad y calidad de papers ISI que cada escuela produjo durante el año 2013. Cada artículo se evaluó y calificó de acuerdo a los siguientes criterios:

Papers ISI escritos por profesores full time:
    • Con filiación a la escuela: 55%
    • Con filiación a la escuela en estado forthcoming (aún no publicado): 27%
    • Con filiación externa: 4%
Papers ISI escritos por profesores part time:
    • Con filiación a la escuela: 9%
    • Con filiación a la escuela en estado forthcoming: 4%
    • Con filiación externa: 1%

El ejercicio dio un resultado en puntaje que se reconoció tal cual, si los papers están indexados en cualquiera de los 45 journals de base ISI reconocidos por Financial Times como los más adecuados para negocios. A los que no cumplieron con esa condición se les asignó la mitad del puntaje. El resultado se ajustó según un criterio que otorga menor calificación a los papers en Economía cuando ellos superan el 25% del total, estableciendo una merma proporcional por cada punto porcentual que excediera dicha cota para evitar que los programas de Economía subvencionen a los de Administración en las escuelas que consolidan ambas en una sola facultad.

Dicho puntaje se asumió como el 90% del indicador. El restante 10 % se obtuvo del promedio de citas del conjunto de papers exhibidos por cada escuela.

Internacionalización (25%)

Se obtuvo midiendo la cantidad de escuelas extranjeras con las que cada escuela latinoamericana establece convenios de doble titulación (40%), distinguiendo a aquellas que conforman programas conjuntos y de doble titulación automática (70%) de aquellas que han establecido convenios simples de doble titulación (30%). Cada acuerdo con una escuela extranjera involucrada fue, a su vez, ponderado de acuerdo con la calidad de la escuela contraparte, estableciéndose la siguiente escala de puntaje, según tipo de escuelas: A (Top 15): 37%, B (Top 110): 27%, C: 16%, D: 14% y E: 6%). Esto de acuerdo con un listado de elaboración propia a partir de distintos ránkings internacionales de universidades globales según calidad y prestigio. Las acreditaciones fueron consideradas (40%), estableciéndose proporciones iguales para cada una de las obtenidas por las agencias AACSB, EQUIS, AMBA y SACS. Las membresías son otro indicador (10%), otorgándose puntaje por cada una de la siguiente lista: AACSB, ALADEN, AMBA, BALAS, CEMS, CFA, CLADEA, EFMD, EMBA, Global Advanced Management, NIBES, PIM, PRME, SEKN, SUMAQ, UNICON. Finalmente, se consideró la cantidad de sedes en el extranjero (10%).

Potencia de Red (25%)

Se valoró la red de contactos que se teje en torno a cada escuela, a través de un indicador único que analiza las trayectorias empresariales de sus 50 egresados recientes más exitosos. Primero se estableció una escala progresiva que premia los más altos cargos (presidentes, CEOs y otros), en las empresas más grandes e internacionales, hasta las jefaturas de pequeñas empresas, pasando por líneas gerenciales y empresas de tamaño mediano (65%). Luego se evaluó la tasa de renovación de nombres del listado de 50 egresados ofrecidos por las propias escuelas (30%), en relación al ránking de 2013, premiando a aquellas que muestran mayores cambios. El 5% restante corresponde a los egresados que salen en comparación con los que entran, en relación a los listados de 2013 y 2014, según la misma escala de evaluación general.