Introducción

s1-940x380-940x350
19
Dic
2013
Posted by: admin  /   Category: Sin categoría   /   1 comentario

EN BUSCA DEL ESTÁNDAR

El Ránking de los Mejores Hospitales de América Latina cumple cinco años. Un tiempo que da cuenta de los cambios de gestión de estas instituciones hacia modelos más complejos y transparentes. AméricaEconomía Intelligence

Cinco años atrás el público latinoamericano contaba con muy pocas herramientas para comprender y evaluar los desempeños de los hospitales de la región. Elegir era el resultado de investigaciones parciales con pocos datos, recomendaciones de familiares o amigos, o marketing.

Desde la edición del primer Ránking de los Mejores Hospitales de América Latina en 2009, esto ha cambiado. Existe un modelo que permite mostrar y evaluar la gestión de hospitales de distintas nacionalidades y tipo de propiedad. Con el trabajo sistemático de los datos, que suma cinco años, es posible observar una evolución.

Considerando todas las dimensiones de medición y los primeros 20 hospitales rankeados cada año, las diferencias de gestión se han mantenido relativamente estables desde el año 2010, mostrando promedios de puntajes en torno a los 72 puntos (100 puntos reflejan el máximo de gestión obtenido por un hospital en cada dimensión o indicador).

Sin embargo, al interior de cada dimensión hay diferencias importantes que dan cuenta de cambios de gestión.

En el caso de Capital Humano, las últimas tres ediciones muestran diferencias muy estrechas entre el 1º y el 20º (puntajes promedio en torno a los 80 puntos). Esto se explica por indicadores tales como el incremento de médicos con mayor formación o la mayor cantidad de enfermeras por cama, pero también porque, a partir del ránking de 2011, el conjunto de hospitales participantes comenzó a producir información detallada sobre su plantel profesional. Algo que exige esta medición, y que en años anteriores simplemente no era un dato
disponible para muchas entidades.

Lo anterior tiene correlato con la Dimensión de Eficiencia, que también estrecha sus brechas. Ésta, que combina indicadores de eficiencia médica y financiera, muestra que en 2013 la
diferencia entre el primer rankeado, el Hospital Israelita Albert Einstein (por quinta vez ostenta ese lugar), y el 20º, el Hospital San Ignacio de Bogotá, es sólo de 3,49 puntos, mientras que en 2009 la diferencia fue de 10,34 puntos. En parte, el acortamiento de distancias se debe a los esfuerzos institucionales de los hospitales del ránking, los que promediaban 3,4 profesionales dedicados a la unidad de calidad hospitalaria en 2009, mientras que en 2013 esa media es de 9,1. Además, progresivamente ha mejorado la idoneidad de los jefes de esas áreas, contratando expertos en calidad y gestión hospitalaria.

En el caso de la Dimensión de Seguridad existe una mayor irregularidad en los resultados de un año a otro, aun cuando la máxima distancia entre un promedio anual y otro es de sólo 5,7 puntos (entre 2010 y 2013). Esto se explica en buena parte porque la Seguridad se compone de indicadores de procesos (existencia de estándares, acreditaciones, buenas prácticas, sistemas de registro, etc.) y de resultados (infecciones intrahospitalarias y eventos adversos). Si bien los primeros son planificables y responden a desarrollos institucionales, los segundos
muestran saltos importantes de un año a otro, lo que hace que sean más volubles y producen diferencias más drásticas.

Similar es el caso de Gestión del Conocimiento, donde el promedio de los primeros 20 hospitales rankeados se estabilizó en torno a los 70 puntos, lo que indica que los mecanismos para
generar, obtener de fuera y difundir hacia adentro el conocimiento médico ha mejorado. Sin embargo, el indicador de producción de papers ISI bajó este año a un promedio de producción trianual de 45 publicaciones académicas acreditadas, respecto de los 65 que había el año pasado.

Algunos importantes hospitales no participaron este año, lo que bajó estos y otros indicadores relevantes. Es el caso de Clínica Las Condes de Santiago y Fundación Santa Fe de Bogotá, grandes investigadores médicos y excelentes hospitales, las que decidieron restarse por algunas discrepancias con la metodología y el alcance de este ránking, respectivamente. Una pérdida que esperamos revertir en la próxima edición.

NOVEDADES

Algunos van y otros llegan. Este ránking cuenta ahora con nuevos hospitales que se someten al arduo ejercicio de producir y entregar voluminosa y compleja información, la que requiere de una curva de aprendizaje.

Desde el hemisferio norte de la región, se suman los hospitales General de México (28º) y Manuel Gea González (43º). También se cuenta con el arribo de un pequeño pero interesante hospital: Punta Pacífica de Panamá (33º), que destaca por su eficiencia (94,82 puntos). Algo en lo que también destaca la chilena Clínica Indisa (37º y 97,79 puntos en Eficiencia).

La legión colombiana cuenta ahora con la Clínica Shaio de Bogotá (25º y el mejor rankeado de los nuevos) y Clínica Reina Sofía Colsanitas (38º).

Argentina cuenta con el Hospital Británico de Buenos Aires (39º), pero además con la llegada al top 5 del Hospital Universitario Austral (3º), uno de los fundadores del Ránking, el que dio el gran salto gracias a sus mejoras en la dimensión de Seguridad, la que contabilizó su recién estrenada acreditación Joint Commission, la que, en su proceso de obtención, presumiblemente implicó significativas mejoras que hoy se expresan en su puntaje.

Author Avatar

Acerca del Autor

1 comentario

Revise las ediciones anteriores del Ránking: 2012 - 2011 - 2010 - 2009
© AméricaEconomía 1986 - 2017 | Todos los derechos reservados
Este material no puede ser publicado, reescrito, redistribuido y/o reenviado sin la previa autorización de AméricaEconomía.
Síganos también en: