Warning: file_get_contents(https://especiales.americaeconomia.com/web/botonera_ae.html): failed to open stream: HTTP request failed! HTTP/1.1 404 Not Found in /srv/http/rankings/2011/500/includes/menu_ae.html on line 1

La consigna es crecimiento

Aunque no se espera un boom de consumo, el dinamismo de las ventas alienta planes de expansión en todos los rubros. Brasil es la plaza más codiciada. Sandra Novoa

La consigna es crecimiento

En octubre del año pasado la cadena chilena La Polar celebraba, con la parafernalia de rigor, su primer aterrizaje en el extranjero: un local en el mall Centro Mayor de Bogotá. La incursión, que incluía abrir cinco tiendas más en Colombia, consolidaba a Chile como uno de los líderes regionales de la internacionalización del modelo de comercio minorista, apalancado por el negocio financiero de las tarjetas de crédito propias.

Hoy la compañía está en el ojo de un huracán. Su aparente buena gestión ocultaba una maquinaria de renegociación de créditos morosos de difícil recuperación, a tasas que multiplicaban los montos adeudados y que la tienen en tela de juicio por parte de las autoridades reguladoras chilenas y el mercado bursátil.

Pero el escándalo de La Polar es la nota disonante en una industria que vuelve a crecer. Según la última versión del estudio Global Power of Retailing, de la consultora Deloitte, ocho compañías de la región aparecen entre las 250 más grandes del mundo: Pão de Açúcar, Cencosud, Casas Bahía, Soriana, Falabella, Comercial Mexicana, Chedraui y Puerto de Liverpool.

Jorge Lizán, vicepresidente de Desarrollo de Negocios del International Council of Shopping Centers (ICSC), comenta que la recuperación de las economías regionales se tradujo en un aumento de las ventas del retail y la construcción de nuevos centros comerciales, especialmente en Brasil y México, pero también en Perú y Colombia. El analista de HSBC Securities Francisco Chevez agrega que el sector no ha estado muy activo en materia de adquisiciones, sino más bien enfocado en recuperar crecimiento orgánico rezagado, materializando los planes pospuestos en 2009. Este año las cosas han comenzado a cambiar.

La filial de México de Walmart consolidó las operaciones de México con las de Centroamérica ha seguido expandiendo todos sus formatos. En Brasil ha invertido alrededor de US$ 800 millones por año.

La reciente prosperidad en las regiones históricamente rezagadas como las del norte y noreste de Brasil ha alertado a los operadores. Según Lizán, hay más de 40 centros comerciales en desarrollo, y casi todas las empresas tienen socios internacionales con capital para seguir expandiéndose. La chilena Cencosud y la mexicana Cinépolis lo están viendo como el campo más fértil para extender su red. Lo mismo hacen Home Depot, Best Buy, Inditex, McDonald`s.

Francisco Chevez explica que en Brasil el comercio está cerrando una brecha de años de lento crecimiento y aún le falta bastante para alcanzar los niveles de penetración de otros países de la región: “Para dar una idea, en alimentos el líder del mercado es Pão de Açúcar, cuya superficie de ventas es de aproximadamente 2,8 millones de m2. Mientras que en México Walmart cerró 2010 con 4,6 millones de m2; el doble en un país que es la mitad de Brasil”.

Respecto de México, donde se sintió más fuerte la crisis por el contagio de Estados Unidos, Lizán afirma que aún no están las condiciones para que retome el boom de 2006-2007 y el sector se apresta a crecer en forma más prudente. El retail facturó en México US$ 1.717 per cápita, según Euromonitor en 2010. En Brasil esta cifra ascendió a US$ 1.364.

Golpe al orgullo

2011 tiene todo para ser un año redondo para los minoristas chilenos, de la mano de la recuperación del crecimiento en el mercado doméstico, el más maduro de la región, y las buenas perspectivas en Perú y Colombia.

Saga Falabella se consolidó en 2010 como la principal cadena de multitiendas peruana, con una participación de 54% y 15 locales. Por su parte, Ripley, con una participación de 41%, cuenta con 15 locales. En Supermercados SMU, ligada al empresario Álvaro Saieh (dueño de Unimarc), compró los 11 locales de Alvi. En el corto plazo se espera la llegada de Paris (Cencosud).

“Los grupos comerciales tuvieron un crecimiento de más de dos dígitos, superando en algunos casos el 20%”, dice Patricia Mazuelos, socia de Deloitte Perú. La analista afirma que en las tiendas por departamentos se ha observado un incremento en las ventas de más de 10 puntos.

Según Lizán, en el último lustro se duplicó el número de centros comerciales. Los nuevos proyectos ahora se ubican en ciudades como Arequipa, Chiclayo, Piura y Trujillo. La Asociación de Centros Comerciales y Entretenimiento del Perú (ACCEP) estima que en 2010 la facturación total del sector ascendió a unos US$ 3.500 millones, proyectando para 2011 más de US$ 4.000 millones.

2011 tiene todo para ser un año redondo para los minoristas chilenos.

En Colombia, las también chilenas Parque Arauco y Mall Plaza son actores importantes en la construcción y operación de centros comerciales, el lado inmobiliario del sector. Y Falabella, la principal, ha fortalecido su posición mediante la apertura de tiendas por departamentos en Bogotá y Cali, así como la instalación de su banco.

Todo iba bien hasta el caso La Polar, hoy en la mira de la justicia, de los clientes y sus propios accionistas. La manipulación de las cuentas (que consistió básicamente en transformar en activo las provisiones por morosidad) no es un tema menor en una industria donde el crédito representa del orden del 50% del negocio.

En una cena con la Cámara de Comercio de Santiago, el presidente chileno, Sebastián Piñera, empleó duros términos para referirse al escándalo. Horst Paulmann, presidente de Cencosud, dijo en la misma ocasión, “para mí, hoy La Polar no vale un peso”.

El gobierno anunció la revisión de todas las cuentas de la industria. Pero sin duda alguna, lo que más incomoda al sector es la posibilidad de nuevas y más estrictas regulaciones al negocio crediticio.