Warning: file_get_contents(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /srv/http/rankings/2011/ciudades/includes/menu_ae.php on line 1

Warning: file_get_contents(http://develop.americaeconomia.com/~amecodevelop/barraae/barra-ameco.html): failed to open stream: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /srv/http/rankings/2011/ciudades/includes/menu_ae.php on line 1

Especial Ciudades

DÉJAME QUE TE CUENTE…

El Perú es un destino turístico valorado por su historia y arqueología que recibe a visitantes extranjeros en diversas ciudades del interior. ¿Y qué hay de su capital? Pues parece ser que Lima se destapa y comienza a mostrar su rostro completo al mundo. María Cristina Pezet, Lima

“Lima es un paraíso de sensaciones, una ciudad diversa y enorme que muestra todas las culturas: el mundo pre-hispánico, los 300 años de colonización y la Lima moderna”, dice frecuentemente Mario Vargas Llosa cuando se le pregunta por la capital peruana. Efectivamente, la que hace varios siglos fuera la capital del virreinato viene emergiendo como una ciudad multifacética por la diversidad de su gente, así como de sus paisajes marítimos flanqueados por cerros airosos, su recientemente valorada oferta gastronómica y un sinfín de riquezas que los extranjeros nos están enseñando a los limeños a apreciar cada vez más.

Imagen de Perú

El crecimiento económico que experimenta el Perú en los últimos años está haciendo que Lima no sea solamente un punto de escala para viajar hacia el interior del país. En efecto, la capital peruana ha sido designada por la famosa guía de viaje estadounidense Frommer’s como el destino de magnífica comida y bebida, y la incluyó en su lista de los 10 destinos obligados para el 2012.

No obstante, este reconocimiento actual no es producto de la casualidad sino de un gran trabajo previo. “En 2006 hubo una gran alza en el precio del petróleo, por lo que los turistas que venían de lejos probablemente frenarían sus viajes al Perú. Es por eso que iniciamos una estrategia para atraer a turistas de Sudamérica que gastaran poco en pasajes, pero que pasaran un buen rato en Lima”, dice Mara Seminario, ex viceministra de Turismo. “Nos llevamos una gran sorpresa al ver que los operadores turísticos del extranjero sabían muy poco de Lima, pues creían que el terrorismo continuaba, que las calles eran sucias y hasta que se ubicaba en los Andes”. Ante tal desconocimiento, era imposible posicionar a Lima como una ciudad turística, tal como lo son Santiago, Bogotá o Buenos Aires, donde los viajeros aterrizan en reiteradas oportunidades ya sea para comer, comprar o ver un espectáculo. De esta manera, no hubo feria latinoamericana en la que el Perú no participara mostrando su renovada elegancia gastronómica, expertos en el tema turístico para dar conferencias sobre Lima y paquetes turísticos que los animaran a pasear por la ciudad. Es ahí donde el esfuerzo de las aerolíneas fue clave, ya que colocando a Lima como un hub sudamericano para las diversas rutas continentales, se ha logrado que muchos se queden y conozcan un poco más de lo que la ciudad ofrece, mientras que por el lado de los precios, las promociones se han convertido en una tentación casi irresistible para viajar.

La capital peruana se vislumbra como un foco turístico de Sudamérica.

“LAN ha implementado una red de vuelos que, a través de Lima, se conecta con 13 destinos nacionales y 24 destinos internacionales. Es evidente que Lima tiene una ubicación estratégica en Sudamérica, lo cual ha hecho que nuestra operación crezca año tras año. Hoy es la ciudad más importante de conexiones en Sudamérica para el tráfico entre las ciudades de América y el resto del mundo”, dice Manuel Van Oordt, gerente comercial de LAN Perú. “Desde 2007, LAN Perú ha introducido una política de precios económicos para impulsar el crecimiento del sector aéreo comercial, y ha tenido como resultado que el número de pasajeros promedio por año crezca de 120,000 a 550,000, pasando de 2,7 millones (2006) a 5,2 millones (2010). Esta política de precios más económicos ha democratizado el acceso de millones de personas al avión”.

Lima también se ha visto beneficiada por el desarrollo de grandes eventos internacionales, como las cumbres APEC y ALC-UE Perú 2008, realizadas en la capital, y que congregó a importantes líderes del mundo. Asimismo, el desarrollo comercial y económico del Perú ha favorecido a un efervescente segmento turístico corporativo, pues son muchos los que hoy en día vienen por negocios y que, finalmente, terminan haciendo turismo y promoviendo a la larga los atractivos que Lima posee.

Ciudad de experiencias

Hoy en día la oferta de entretenimiento en Lima está creciendo con un buen número de propuestas culturales, como cine y teatro que cada vez tienen más y mejores puestas en escena, aventuras culinarias para degustar la ya famosa comida peruana (incluso ya se venden paquetes gastronómicos de fin de semana en el exterior); con una refinada propuesta de shopping –gracias a las artesanías y prendas de alpaca que se ofrecen al más alto nivel– y con la posibilidad de practicar deportes de aventura, como vuelos en parapente y surf. Asimismo son muchos los artistas extranjeros que actualmente dan conciertos en Lima, y no necesariamente en otras ciudades importantes de Sudamérica, por lo que la capital peruana se presenta como una oportunidad para aprovechar.

“Las ganancias de los negocios de entretenimiento crecen proporcionalmente al turismo nacional. En el caso de nuestro restaurante turístico Damajuana, más del 80% de los comensales son turistas, de los cuales un buen número pertenece al segmento corporativo. En el caso del restobar Ayahuasca, 30% de los asistentes son turistas mientras que en la discoteca Aura representan el 25%”, dice Guillermo Siles, del grupo United Disco. “Está comprobado que son más los turistas que van a Larcomar que a Machu Picchu, lo que demuestra que Lima está creciendo turísticamente, por lo que resulta importante prepararnos en cuanto a infraestructura para recibir a una avalancha de visitantes”.

Efectivamente, Lima se está poniendo cada vez más atractiva para los turistas extranjeros, no obstante aún queda mucho trabajo por hacer

“Todavía hay muchas oportunidades turísticas por explotar en Lima. Por ejemplo, ya se vienen trabajando rutas literarias, como la de Vargas Llosa en Miraflores”, dice Mara Seminario. “Si se generan más propuestas, el turista va a gastar más. Hay que encontrar oportunidades en las cosas a las que nosotros estamos acostumbrados y no les damos valor; por ejemplo, dar en los hoteles servicios de entrenamiento para correr por el malecón de Miraflores. Para nosotros es cotidiano, pero para el que no vive cerca del mar, resulta encantador”. Todo es cuestión, pues, de trabajar para crear un paraíso de experiencias y –como dice el Nobel peruano– también de sensaciones.