Warning: file_get_contents(): php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /srv/http/rankings/2011/mejores-universidades-chile/art-color-dinero.php on line 43

Warning: file_get_contents(http://develop.americaeconomia.com/~amecodevelop/barraae/barra-ameco-n.html): failed to open stream: php_network_getaddresses: getaddrinfo failed: Name or service not known in /srv/http/rankings/2011/mejores-universidades-chile/art-color-dinero.php on line 43

Especial Universidades 2011Chile

El color del dinero

Las mayores universidades tradicionales son las que más ingresos generan. Pero no las que reportan mayores utilidades

Son un negocio? ¿Ganan o pierden? ¿Lucran o no? Más allá de si hay respuesta o no a esas preguntas, las universidades también se pueden medir bajo la óptica de su desempeño financiero y de cuánto provecho sacan a sus activos.
La PUC no sólo lidera el índice de calidad en esta nueva edición del Ránking de las Universidades Chilenas. También es la número uno del listado de las casas de estudio con mayores ingresos a 2009, según los últimos reportes financieros disponibles. Con una cifra cercana a los US$ 730 millones representa un poco menos del 18% de los ingresos totales del sistema universitario chileno. Y en conjunto con la Universidad de Chile concentra alrededor del 30% de la cifra total.

Ambas también son las mayores en activos de todo el sistema, con una cifra en torno a los US$ 750 millones cada una. Algo similar sucede con los activos fijos, donde la diferencia es muy pequeña. Sin embargo, los aranceles de una y de otra son muy diferentes. Por ejemplo, medicina en la PUC tiene un arancel de US$ 9.000 anual y en la U. de Chile es de US$ 7.398, con una diferencia en el subránking de esta carrera de 4,3 puntos en favor de la universidad estatal. Una buena medida de comparación, si se considera que otras escuelas de medicina cobran US$ 10.243, y su calidad es más baja que las dos universidades líderes.

La Universidad Católica de Santiago es la primera en el ránking de calidad y también la que más ingresos obtuvo el año pasado, con US$ 260 millones

MI MUNDO PRIVADO

La Universidad Andrés Bello, la más grande de Chile en número de alumnos, es la cuarta en la escala de generación de ingresos del sistema en 2009, con US$ 190 millones. Y también la que más ingresos genera entre las privadas.

Donde las privadas no tradicionales la rompen es en la última línea. Las tres primeras del subránking de utilidades son entidades bajo este régimen. La que figura con más ganancias es la Universidad Tecnológica Inacap, con US$ 33 millones, seguida por la UNAB (US$ 28 millones) y la Universidad Autónoma (US$ 23 millones). La PUC recién aparece en el cuarto lugar, con una utilidad de US$ 19 millones, y luego la Universidad de Chile, con US$ 7 millones.En términos generales, la rentabilidad sobre activos (ROA) promedio de las 57 universidades del ránking es de 3,7% y sobre patrimonio (ROE) es de 11,1%. La cifra no es mala si se la compara con el 18% promedio de las 500 mayores empresas de Chile.

En todo caso, hay diferencias si se divide a estas instituciones según su régimen. El ROA promedio de las universidades estatales es de 2,1% y su ROE es de 3,3%. Las universidades de Santiago y de Concepción, tercera y cuarta de la lista, respectivamente, destacan por fuertes rentabilidades negativas. La primera con un -11,2% de rentabilidad sobre patrimonio y de -5,7% sobre activos. La casa de la VIII Región, en tanto, muestra un ROE de -3% y un ROA de -0,9%.

Las corporaciones de derecho privado y fundaciones, en tanto, promedian un ROA de 4,7% y un ROE de 16,4%.

El análisis es útil, aunque no están todas las cartas a la vista. Muchas de las entidades que no pertenecen al Consejo de Rectores de Universidades Chilenas (Cruch) muestran sus balances de manera parcial y sin dar cuenta de los movimientos de otras sociedades relacionadas. Eso, a diferencia de las universidades del Cruch, que agrupa a las llamadas universidades “tradicionales”, sean estatales o privadas, que tienen estándares más altos de transparencia.

Éstas son algunas ideas que plantea este estudio, que pretende inquietar a estudiantes y padres al momento de inscribir a sus hijos en alguna de las universidades y carreras que ofrece nuestro amplio sistema universitario. Y es que hay que estar muy atento para comprender la oferta de valor que los distintos actores de la industria lanzan al mercado.