Influyentes

 

Los 150 más influyentes de la región desde una perspectiva que combina tanto el poder de las ideas, como las ideas del poder (los poderosos), con un énfasis en la reflexión económica y de negocios.

Se entiende la influencia como la capacidad, para bien o para mal, de alguien de ejercer poder y/o autoridad a través de ideas y/o acciones comprobables (públicas o discretas), que inciden de forma voluntaria en las decisiones de actores relevantes (individuales o colectivos), sea tanto para producir cambios significativos, como para preservar el orden imperante. En el caso del listado que presentamos, se trata del ámbito económico latinoamericano como un todo, así como de los países en particular.

Es importante señalar que, si bien en las mayor parte de los casos ocurre de esa manera, en varios la “influencia” no necesariamente pertenece a una agenda destinada explícitamente a propagarla, sino que más bien se superpone a la agenda propia. Esto último suele ocurrir cuando la influencia proviene del acceso a un cargo o se deriva de los resultados de una gestión privada exitosa. Es por ello que no se trata de un listado de los más carismáticos, como tampoco de los más poderosos por atribuciones formales o riqueza material, por lo cual no aparecen jefes de Estado ni CEO. En tanto, se entiende el ámbito económico como las interrelaciones sistémicas de los ciudadanos con los mercados y la entidades públicas que los regulan (ministerios y sus dependencias), considerando tanto los aspectos productivos, comerciales, monetarios, financieros y regulatorios, como así también los académicos, ideológicos y simbólicos.

Es desde ese contexto que en AméricaEconomía decidimos realizar un listado con los 30 hombres y mujeres más influyentes en América Latina considerada como un todo y con los 120 con mayor capacidad de influencia por países y zonas geográficas. Seleccionarlos no fue fácil y, para ello, nuestro equipo de editores y periodistas distribuidos en la región investigaron y entrevistaron expertos y líderes de opinión. Como es natural, habrá discrepancias entre los lectores, porque la influencia percibida (personalmente o a través de los medios) es distinta a la influencia real. Y ello porque parte del secreto de la influencia es que algunas de sus formas se realizan mejor sin llegar nunca a la visibilidad del gran público. Y si son exitosas, justamente, no entran en una lista como la nuestra.